¿Cuánto cuesta tu amor?


Os dejo con un texto de Mi Amiga Jara. Os dará que pensar y replantearos cosas. 
 Imagen relacionada


¿Cuánto cuesta tu amor?



¿Cuántas cosas haces para que los demás te quieran? ¿Por miedo a que te rechacen? A que la tiranía inconsciente del otro se haga invencible y, le abras las puertas e inevitablemente,  se extienda. A que un no implique en el esquema mental del otro que lo estás rechazando. ¿Cuánto nos cuesta que nos quieran?
          Soy hijo: ¿cuántas cosas no tengo que hacer para ser considerado en mi familia? Para llamar la atención de mi padre pegado al partido de fútbol y de mi madre al móvil. ¿Cuántos dieces tengo que llevar a casa para saber que soy bueno? ¿Qué carrera voy a estudiar para que mi familia esté orgullosa de mí? ¡Ah!, ¡mira!, ¡tengo que ser mejor que ese, así me darán todas las cosas que quiero!
Soy madre, divorciada: para que mis hijos me prefieran a mí antes que a su padre, para no sentirme abandonada por ellos también, ¿cuántas cosas voy a hacer?, ¿cuántos límites difusos voy a borrar para que me elijan? Cuántas guerras voy a terminar para evitar la frase <<pues con papá lo hago así y me gusta más>>.
          Soy abuela: ¿qué tengo que hacer para que mi nieto le guste quedarse conmigo? ¿Cómo compro su amor, con chuches? ¿Cambiando el plato de espinacas que no se va a comer sin antes montar un circo por uno exclusivo de pollo con patatas que sé que le encanta? ¿Con una paga extra? Cómo hago para ser su abuela favorita, que es verdad que su otra abuela es una mujer maravillosa, ¡¡¡pero es que es mi único nieto!!!      
          Soy pareja: ¿cuántas veces no te has sentido solo porque crees que sin la otra persona tú no puedes ser lo que crees que tienes que ser? ¿Cuántas veces no te has sentido valorado y te has callado? Callado. Sí, callado… callado hasta explotar, explotar por nada. Cuántas veces no has ido a la farmacia a la hora que sea a por medicamentos sólo para que sientan que si les pasa algo ahí estarás tú para ayudar, para velar… y cuándo tú estás con fiebre, ¿nadie se acuerda de cuidarte?
¿Cuántos detalles haces para que te quieran, para escuchar un te quiero y no temer al silencio?

Basta ya…
En esto nos hemos educado: en que nuestro amor tiene un precio y para darlo, me tienen que dar algo a cambio.
Basta ya… por favor.

A la mierda el miedo y su cultura; a la mierda la compra-venta de amor. Bienvenidos al esquema mental  de <<Me vendo, Te vendes, Nos vendemos por Amor>>.
Hacemos lo que haga falta para que alguien nos quiera. ¿Quién es ese alguien en tu vida?

Y es cuando llegas a este punto en el que se rompe un trozo de ti, de tu fe en la humanidad, en la educación. ¿Qué estamos haciendo?
Lloras. Te lloras. Lloras porque te das cuenta de que el amor es algo más.
Sí señorXs, es algo más grande, más poderoso. Es una herramienta con la que construir el mundo… y ese mundo empieza por mí, por ti; da igual, es primera persona.
Empieza por darse cuenta del patrón de actuación y educación bajo esquemas construidos. Sigue por ser consciente del poder de elección; puedes elegir no repetir, no hacer… invéntate mil maneras para cambiarlo (no para evitarlo), que si no hay resultados diferentes, seguro que habrá una vez llamada <<mil y una>> que funcione.
Amor como fuente de acción, como inspiración, como motivación; solo que esta vez, en lugar de focalizarlo en los demás, voy a moverme para amarme.
¿Qué pasaría si me salgo del esquema mental de <<compra-venta del amor>>? Que me amaría yo primero, me valoraría, tomaría consciencia de mi importancia en este mundo, y, así, en lugar de orientar hacia fuera ese Amor, invierto el orden.
Yo soy auténtico porque me amo de manera infinita.
Entonces, algún día, sin buscarlo, sin necesidad de comprar ni vender, la persona que está a mi lado sumaría su amor con el mío… y así, nuestras relaciones empezarían a florecer.
Sólo hay aceptación para mí mismo y su reconocimiento en el otro. Aceptación para saber que en ambos sentidos de esta dirección, las ganas no son de condicionantes, sino de suma. Cuando yo acepto que soy amor… puedo dar tiempo y tender la mano para que los otros puedan serlo.
Comienza el juego, aparece la magia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SIN EXCUSAS. SIN PRETEXTOS. SIN JUSTIFICACIONES.