SALPICÓN DE VERANO







Resultado de imagen de salpicon de verano


¡Vamos!.... ¡Que estoy preparando una refrescante delicia en este agosto!... Reconstituyente, nutritiva, estimulante y para comer a cualquier hora del día.

Empiezo con una buena base de ‘’Acción’’,… ordenar tu casa, salir a pasear con los perros, escribir, llamar a un colega, un rato de charla con tus hijos, con tu pareja,… una buena sesión de marcha intensa,… Ahora añado unos buenos gajos de ‘’Honestidad’’, identificando lo que realmente pienso hacer, si lo siento dentro de mí y experimentar de verdad cómo me lleva a la acción. Sigo agregando a la ensalada una buena cantidad de “Escucha Activa”, primero para mí, entre otras cosas para practicar y degustarla sola, pero con la finalidad de poder llevarla a los demás. Pero sólo eso: Escucha Activa (sin juicios, sin opiniones,… sin interferencias). Continúo con unos trocitos de “Flexibilidad”, ¿por qué no?... Esto le va a dar un puntazo a este salpicón veraniego, que sin duda lo va a enriquecer dándole un toque extraño pero apetecible y muy agradable al paladar,… otros aires, desde luego. A ver qué tengo por aquí. ¡Ah!, sí… Un buen puñado de “Humildad”, de esa que me reconcilia conmigo, con los demás, con el mundo: el toque perfecto para disfrutar de su sabor. Por aquí tengo también “Intuición”. Solemos utilizarla poco, pero esta vez voy a espolvorear sobre este salpicón una buena cantidad. Que nos transporte a lugares ignotos con arrojo, atrevimiento y valentía,…  Oh! Sí!... Voy a echarle también un buen pellizco de “Empatía”, para que al compartirla con los demás el sabor se intensifique y vea cómo los demás disfrutan este manjar. ¡Claro!... No puede faltar este ingrediente: “Asertividad”… Siiiii…. Que con la  “Empatía” va a realzar todos y cada uno de los sabores. Un buen Chorreón de “Alegría” con “Generosidad” y un toque de “Complicidad”.
Ahora a remover con “Energía, Entusiasmo, Constancia y Consciencia”, que se mezclen bien unos sabores con otros.
El último paso, el secreto: servir con “Amor” y quizá, a gusto del consumidor, unas pequeñas gotas de “Silencio”, lo que va a dar tiempo para saborear realmente este salpicón, para degustarlo, compartirlo y disfrutarlo de verdad.

¡Qué lo paséis bien, que os divirtáis y… “no olviden vitaminarse y mineralizarse”, que decía Superratón!
Un fuerte abrazo!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

SIN EXCUSAS. SIN PRETEXTOS. SIN JUSTIFICACIONES.